Cada vez que oímos hablar de Nueva York, seguro que nos entra la emoción. Se puede visitar esta ciudad varias veces y cada vez será un viaje épico. Quizá sea porque cambia constantemente y tiene tanto que habría que vivir allí durante meses para cansaros de ella (¡si es que eso fuera posible!). Es un universo que encierra en sí mismo múltiples mundos y, por eso, cada cual puede encontrar su propio universo: discotecas a los conciertos, itinerarios de street art y qué decir de los gastronómicos. Pero esta metrópoli es también una meca para los amantes del arte. Los museos en Nueva York son muchos: algunos son famosos, otros un poco menos conocidos, pero igual de preciosos.

Si os gusta el arte, ¿por dónde empezar en la mastodóntica oferta de la ciudad? ¿Cuáles son las exposiciones imprescindibles y, sobre todo, los museos gratis de Nueva York?

Esta pretende ser una guía de lo más completa posible de la oferta museística de la Gran Manzana: llegar preparado os hará aprovechar el tiempo y podréis usar promociones para así ahorrar dinero. Por ejemplo, si os suscribís a tarjetas como City Pass, NY Pass, Go City o Sightseeing Pass, podréis beneficiaros de importantes descuentos. Pero antes de la lista, un consejo: reservad siempre las entradas por Internet ya quedan pocas disponibles en las taquillas. Si no os queréis arriesgar a quedaros fuera, tenéis que anticiparos y planificar vuestra visita. ¡Pongámonos en marcha para descubrir los museos en Nueva York, empezando por el más famoso de todos!

MoMA

Cariñosamente llamado MoMa, el Museum Of Modern Art de Nueva York es enorme y hermoso, y en su interior hay algunas de las mayores obras maestras del arte. Preparaos, porque aquí se recomienda pasar al menos medio día. Tomad un buen desayuno y alistaos para llenaros los ojos de belleza.

El museo cuenta con casi 200.000 obras como «La noche estrellada« de Van Gogh y «La persistencia de la memoria» de Dalí, sin olvidar de las numerosas obras de Keith Haring, a quien el MoMa ha dedicado numerosas retrospectivas a lo largo del tiempo.Elegid el día y comprad entrada por Internet: cuesta 28 dólares y reservando en la web os ahorraréis dos dólares en comparación con la compra en recepción. Por desgracia, el MoMa sólo da entrada gratuita a los residentes en Nueva York así que, lo sentimos, en este caso tendréis que pagar para ver la exhibición. Pero merece la pena.

fachada de unos de los museos en nueva york, el moma

Museo Guggenheim

Trasladémonos al exclusivo Upper East Side, a lo largo de la famosa Fifth Avenue, porque justo al otro lado de Central Park está uno de los edificios más emblemáticos de la ciudad: el Museo Guggenheim. Construido en círculos concéntricos blancos, es quizá más famoso por su estructura que por las obras que alberga en su interior, que son (obviamente) respetables. Las rampas del interior –conocidas como “la Rotunda”–, acogen exposiciones rotativas de arte moderno y contemporáneo. En las piezas «residentes» hay increíbles obras maestras como «El Desnudo» de Modigliani, «El violinista verde»de Chagall, o muchas otras de Kandinsky y Picasso, por mencionar algunos ejemplos.

En cuanto al precio, la entrada cuesta la friolera de 30 dólares. Pero que eso no os eche para atrás: la fundación del Guggenheim también ha puesto a su disposición la fórmula «Pay What You Wish», que funciona todos los sábados de 17.00 a 20.00. El precio sugerido es de 10 dólares, pero también se admite a visitantes por sólo 1 dólar. Eso sí, tendréis que reservar vuestro ticket con antelación, porque en la recepción habrá muy pocas entradas disponibles bajo esta fórmula. Las entradas “Pay What You Wish” se consiguen los lunes a partir de las 12.00 h, estrictamente en el sitio web del museo.

entrada del museo guggenheim, edificio

Metropolitan Museum of Art

Sigue otra de las grandes instituciones entre los museos en Nueva York: el MET, el Metropolitan Museum of Art. Es E-N-O-R-M-E, con su increíble suma de obras que abarcan 5.000 años de historia artística. No exageramos cuando decimos que se podría pasar un día entero en su interior y aun así no sería tiempo suficiente para admirar todo: ¡hay más de dos millones de obras expuestas!

Os aseguramos que quedaréis boquiabiertos con exposiciones como el pequeño (¡y auténtico!) templo egipcio de Dendur. Ir al MET es toda una experiencia. Por desgracia, no es uno de los museos gratuitos de Nueva York: hasta hace unos años, era posible aprovechar un día semanal de entrada gratis, ahora reservado exclusivamente a los residentes de Nueva York. Si queréis visitarlo, la entrada cuesta 30 dólares.

interior del metropolitan museum of art

American Museum of Natural History

Si sois aficionados a la ciencia y a los museos de historia natural, id al American Museum of Natural History. Aunque nunca lo hayáis visitado, sus instalaciones os resultarán increíblemente familiares porque aquí se rodó «Una noche en el museo», con Ben Stiller.

Es uno de los mayores museos del mundo dedicados a la historia natural, y su grandeza se revela ya en la entrada, ¡donde se aloja el esqueleto perfectamente conservado de un enorme dinosaurio! Perfecto para ir con niños, pues podréis admirar las perfectas reconstrucciones de ambientes de distintas épocas (que pueden parecer un poco kitsch) y sus numerosas exposiciones divididas en salas temáticas.

Cómo es enorme y está organizado en cuatro plantas, además del planetario, os aconsejamos que elijáis con antelación el recorrido que queréis hacer, sobre todo si no tenéis intención de pasar todo el día dentro. En cuanto a precios, necesitaréis 28 dólares para visitarlo.

esqueleto de tirannoraurus rex en el American Museum of Natural History

Ellis Island National Museum of Immigration

Situado en el interior de lo que fue el centro de inmigración de la ciudad, el Ellis Island National Museum of Immigration documenta una parte importante de la historia estadounidense a través de una increíble colección de fotografías, recuerdos y documentos. Haréis el mismo viaje de alguien que, tras llegar a EE.UU. con una maleta y poco más, esperó (incluso bastante tiempo) a ser admitido para convertirse en ciudadano estadounidense. Es un museo muy intenso y emotivo que recomendamos visitar.

La entrada debe hacerse a través de la compañía de transbordadores Statue City Cruises, la única autorizada a llegar hasta Ellis Island. Lo único que hay que hacer es comprar el billete de ferry para entrar en el museo. Fácil, ¿verdad? El precio mínimo es de 24,50 dólares: puede aumentar si queréis, por ejemplo, visitar también el interior de la Estatua de la Libertad.

foto antigua en blanco y negro de inmigrantes llegando a nueva york

National September 11 Memorial & Museum

Ya que hablamos de la historia de Nueva York, hay que mencionar el National September 11 Memorial & Museum, inaugurado en 2011 y construido donde se encontraban las Torres Gemelas. El memorial está abierto a todos y es obra del arquitecto Michael Arad y el paisajista Peter Walker. Cuenta con dos enormes estanques con las mayores cascadas artificiales de Estados Unidos, construidas justo en las huellas de las torres. En las placas de bronce que cubren los bordes de los estanques están grabados los nombres de las víctimas del atentado del 9-11.

También asociado al monumento, encontraréis el museo, de marcado carácter conmemorativo donde se exponen algunos de los artefactos recuperados del Ground Zero junto con algunas piezas de las Torres Gemelas. Se puede visitar todos los días excepto los martes: el coste de la entrada es de 33 dólares (se compra por Internet), que aumenta si se quiere hacer una visita guiada.

ground zero, rascacielos y fuente iluminados, de noche, en nueva york

The Morgan Library & Museum

Cambiemos completamente de escenario, porque aquí tenemos un regalo para los aficionados a los manuscritos antiguos y a los grabados gráficos interesados a visitar los Museos en Nueva York. Se trata de la Morgan Library & Museum, con algunos de los libros más únicos del mundo y una de las colecciones de arte gráfico más importantes del planeta. Sus exposiciones temporales también merecen la pena, así que echad un vistazo al programa si el diseño gráfico y la impresión están entre vuestros intereses.

La entrada es de 22 dólares, pero los viernes de 17.00 a 19.00 h se puede ingresar gratis con reserva (que debe hacerse con una semana de antelación). Si sólo queréis visitar las salas históricas de J. Pierpont Morgan (que son realmente preciosas), podréis hacerlo gratis los martes y domingos de 15.00 a 17.00h. sin reservación.

interior de The Morgan Library & Museum, uno de los museos en nueva york

Whitney Museum of American Art

Continuamos la ronda de museos neoyorquinos con el Whitney Museum of American Art, a menudo dejado de lado por los turistas. Una pena, porque es una forma estupenda de sumergirse en la producción artística estadounidense: su colección permanente recorre el arte estadounidense desde finales del siglo XIX hasta nuestros días.

Y se puede encontrar de todo: desde pinturas clásicas y esculturas igualmente clásicas, hasta videoinstalaciones y obras multimedia. Y lo mejor es que aquí no sólo se expone el pasado: ¡también se exhiben en el museo obras de artistas vivos! Si sois amantes del arte, visitar el Whitney os permitirá conocer de frente el submundo del arte contemporáneo.

La entrada cuesta 30 euros pero, por suerte, este museo es uno de esos en los que (en determinados días) se puede ingresar gratis. Los viernes, la entrada es gratuita de 17:00 a 22:00, así como los segundos domingos del mes, durante todo el día. Sin embargo, es necesario reservar con antelación, ya que el aforo es limitado.

Madame Tussauds

Incluimos el Madame Tussauds porque es a todas luces folclórico. Pero, sinceramente, si sólo tenéis unos días libres y estáis elaborando una lista de museos que visitar en Nueva York, dejaríamos éste para el final. Después de todo, ¡también está en Europa!

Si no lo conocéis (¡y nos parecería raro!), es un museo de cera con reproducciones de muchos personajes famosos. El de Nueva York es el más grande del mundo y está situado justo en Times Square. Ni que decir tiene que es el reino del selfie: es muy divertido visitarlo si buscáis algo entretenido y ligero. En cuanto a las entradas, cuestan a partir de unos 44 dólares. Como hay varias rutas dentro, os sugerimos que averigüéis de antemano si queréis el pack completo.

Brooklyn Museum

Alejémonos de Manhattan para echar un vistazo a los museos neoyorquinos situados en Brooklyn. El más importante de ellos es, sin duda, el Brooklyn Museum, el segundo más grande de la ciudad y de EE.UU. Su colección permanente cuenta con más de un millón y medio de obras que abarcan desde la época egipcia hasta la contemporánea.

Está junto a Prospect Park y es imposible no fijarse en él: es un edificio de estilo neoclásico rematado por una enorme cúpula. Además de la colección permanente, hay muchas exposiciones temporales. Las entradas cuestan a partir de 26 dólares.

interior del brooklyn museum

City Reliquary

Y ahora, una sorpresa que emocionará a la mayoría. En Brooklyn, concretamente en Williamsburg, hay un pequeño museo que os enamorará. Se llama City Reliquary y es una exposición permanente de objetos neoyorquinos. Es un auténtico viaje al pasado y, en cuanto crucéis su umbral, os sentiréis como si hubierais entrado en una máquina del tiempo: recorre la historia neoyorkina con recuerdos y objetos de antaño. También se organizan eventos y exposiciones de vez en cuando.

En resumen, una auténtica delicia neoyorquina que no querréis perderos. Comprobad con antelación los días que está abierto, es decir, sábados y domingos de 12.00 a 18.00. El precio de la entrada es de 10 dólares.

Otros museos en Nueva York

Evidentemente, con los que hemos esbozado arriba ni siquiera nos hemos acercado a terminar la lista de museos qué ver en Nueva York. Para no alargarnos demasiado y que este artículo sea lo más completo posible, os dejamos una lista: así tendréis una visión lo más detallada posible y podréis informaros sobre si visitarlos o no.

  • Museo Intrepid Sea-Air-Space: el Museo Intrepid está dedicado a la historia marítima y militar, y cuenta con una colección impresionante. En su interior podréis visitar un submarino e incluso el transbordador espacial Enterprise. Si os apasiona el tema, es el lugar indicado.
  • Frick Collection: bienvenidos a una de las casas-museo más famosas de Nueva York, situada a lo largo de la 5th Avenue y frente a Central Park. En su interior encontraréis 16 galerías temáticas con algunas de las piezas más famosas de la pintura europea, así como esculturas y porcelanas.
  • Tenement Museum: en el Lower East Side de Manhattan encontraréis un museo dedicado a la inmigración, perfecto para entender mejor el crisol de culturas típico de la Gran Manzana. La exposición se desarrolla a través de los pisos que albergaron a más de 7.000 inmigrantes entre 1863 y 1935. La vista se centra en seis pisos restaurados a su estado original, con guía de por medio, por supuesto.
  • Museum of Moving Images (MoMI): la exposición es, como puede imaginarse, multimedia y gira en torno al arte de la televisión y el cine, hasta nuestros propios medios digitales.
  • Neue Galerie: no podía faltar un museo dedicado al arte alemán y austriaco del siglo XX. Si sois aficionados al nicho, es visita obligada.
  • Spyscape: más que un museo, es una experiencia que os permitirá descubrir el apasionante mundo del espionaje y vivirlo en primera persona. Es definitivamente inmersivo, ¡probad para creer!
selfie de grupo weroad de cuclillas en una calle de brooklyn con detrás parte del puente, una de las cosas que ver en nueva york
Viajeros WeRoad en Brooklyn

Viaje a NY con WeRoad

¿Al conocer cuántos Museos en Nueva York se pueden visitar os han entrado ganas irresistibles de visitar Nueva York? No perdáis más tiempo, ¡los vuelos a la Gran Manzana ni siquiera son tan caros! Si queréis viajar con amigos o conocer a nuevos durante el viaje, también podéis aprovechar el viaje WeRoad New York 360º, que os llevará de Manhattan a Harlem para descubrir una de las ciudades más increíbles del planeta.

Y si queréis saber dónde alojar en Nueva York, aquí va una guia barrio por barrio y con consejos sobre los distintos tipos de alojamiento que os podéis encontrar.

Belén Maviglia
Scritto da Belén Maviglia